Energía renovable en casas pasivas

Inicio / EFICIENCIA ENERGETICA / Energía renovable en casas pasivas

Por sí solas, las casas pasivas son mucho más eficientes energéticamente que el parque inmobiliario español medio, reduciendo la demanda energética entre un 75 y un 90 por ciento.

Si a esto le sumamos que la fuente para esa poca energía sea de origen renovable, tenemos entre manos una auténtica joya de la construcción sostenible.

El estándar Passivhaus se desarrolló originalmente en Alemania en los años 80 e, inicialmente, no mencionaba el uso de energías renovables. Sin embargo, los avances de la industria a lo largo del tiempo han demostrado que la implementación de energías renovables en los edificios Passivhaus es un aspecto muy importante para mejorar su eficiencia energética.

La baja demanda energética de las casas pasivas conlleva que ésta puede satisfacerse fácilmente mediante la instalación de energía renovable, un recurso natural limpio e inagotable con emisiones de gases de efecto invernadero muy bajas o nulas.

La normativa promueve el uso de energías renovables

La idea de incorporar energías renovables a las casas pasivas responde no sólo a la necesidad de reducir el impacto ambiental, sino también a las cada vez más estrictas leyes de eficiencia energética.

El pasado mes de mayo entró en vigor en España la Ley 7/2021 de cambio climático y transición energética, un paso firme hacia la construcción de edificios de consumo casi nulo (ECCN). Los ECCN son edificios energéticamente eficientes con demandas de energía muy bajas, que también se satisfacen en gran medida con energía renovable.

Para los que estéis pensando en construir una casa en este momento, tiene todo el sentido del mundo hacerlo considerando su eficiencia energética y sostenibilidad, de lo contrario, será una casa obsoleta desde el primer día.

El Passivhaus Institut ya previó esta nueva realidad. Y desde 2015 la certificación Passivhaus tiene en cuenta la cantidad de energía renovable que usan o producen, más allá de ser edificios energéticamente eficientes.

En este sentido, hay tres categorías Passivhaus, a cada una de ellas le corresponde una certificación:

Certificación Passivhaus Classic: En este tipo de  casa pasiva no exige energía renovable. La demanda anual de energía primaria es inferior a 60 kWh por m2. Por ejemplo, la vivienda de House Hábitat en Castelledefels.

Certificación Passivhaus Plus: Utilizan elementos que producen energía limpia. La demanda de energía primaria es inferior a 45 kWh por m2 al año. La energía renovable produce al menos 60 kWh por m2 año. Es el caso, de nuestro emblemático proyecto LILU’s HOUSE,  edificio Passivhaus Plus que produce más energía de la que consume,  y que cuenta con una instalación de tejas con placas solares integradas (foto de portada).

Certificación Passivhaus Premium: Esta es la certificación más exigente. La demanda de energía primaria es inferior a 30 kWh por m2 al año. Por otro lado, la generación anual de energía renovable es igual o superior a 120 kWh por m2.  Es el caso de Can Tanca, en Ibiza, impresionante proyecto en el que participó House Habitat.

can tanca

Can Tanca, vivienda Passivhaus Premium, con autoconsumo solar. Proyecto de Grupo Terravita con la participación de House Habitat.

Opciones de energías renovables

Hay varias opciones de energía renovable disponibles para uso doméstico. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades energéticas y la ubicación geográfica de la vivienda.

Detallamos algunas opciones que puedes considerar:

Energía solar fotovoltaica: Es probablemente una de las fuentes de energía renovable más extendidas y comunes para los consumidores. Si bien la mayor desventaja de instalar placas fotovoltaicas hace unos años era el costo, hoy se ha reducido en más del 80%, lo que la convierte en una de las opciones más accesibles. Aunque intermitente, lo cierto es que cuando la energía solar alcanza su punto máximo de producción, también hay picos de consumo, concretamente durante el día y los días más calurosos. Además, suele ir acompañado de una batería que puede almacenar energía para la noche (excedente durante el día) y el invierno (excedente en verano).

Energía solar térmica: Este tipo de energía también es fácilmente identificable en el techo de un edificio. Se trata de aprovechar la energía solar para generar agua caliente sanitaria o calefacción. Este tipo de dispositivos consisten en paneles solares (similares a los fotovoltaicos) a través de los cuales se mueve un líquido y se calienta cuando se expone a la radiación solar. ‍

Minieólica: Esta es probablemente la mejor opción si vives en un área con vientos frecuentes y, aunque es menos común, también se puede usar en los hogares. Para generar electricidad a partir del viento se utilizan aerogeneradores domésticos con una potencia inferior a 100 kW. Por supuesto, para elegir este tipo de energía renovable en tu hogar, tienes que considerar la ubicación geográfica, si la instalación está permitida si hay suficiente espacio. ‍

Biomasa: Las estufas o calderas de biomasa convierten material de origen vegetal o animal, incluidos residuos y desechos orgánicos, en energía limpia y barata que puede utilizarse también para calentar agua. ‍

Aerotermia: Tecnología que utiliza una bomba de calor para generar energía a partir del aire de forma limpia y eficiente. Su uso principal es la climatización y agua caliente sanitaria.

Househabitat

Autosuficiencia energética en casas pasivas

El autoconsumo de energía es otra de las características más importantes de las casas pasivas. Dado que estamos hablando de una vivienda con diseño bioclimático, es importante apostar por fuentes de energía renovables como la solar.

Instalar paneles solares es una de las formas más atractivas de ahorrar en tu factura de la luz, además no supone una inversión muy elevada para todos los beneficios que puedes obtener. Entre las ventajas más comunes podemos destacar:

-Energía 100% renovable, contribuyendo a la eficiencia energética.

-Simple y fácil de mantener.

-La vida útil es de más de 30 años.

-Las facturas de la luz se pueeden compensar gracias al autoconsumo con excedentes generado por la venta.

 

 

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

0683