La madera, material para la eficiencia energética en la construcción

Home / BENEFICIOS DE LA MADERA / La madera, material para la eficiencia energética en la construcción

Hoy 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Una fecha para reflexionar sobre el uso que estamos haciendo de la energía y sus consecuencias para el medio ambiente.

La eficiencia energética es una de las palancas sobre las que actuar en la lucha contra el cambio climático. En lo que al sector de la construcción se refiere, los edificios son responsables del 40% del consumo de energía en Europa y del 30% de emisiones de CO2,  principales causantes de este fenómeno que se ha convertido en un reto global de la humanidad.

Un sector, el de la construcción de edificios, que dispone de soluciones para reducir su huella ambiental y alinearse con el objetivo común de mitigar los efectos del cambio climático. En este contexto, la madera recobra protagonismo  a escala mundial como material de construcción de edificios de diferentes tipologías. Entre los muchos atributos de este material natural que se ha empleado para la construcción desde hace siglos, se encuentra su capacidad para ahorrar energía.

Madera y eficiencia energética

La madera requiere mucha menos energía en el proceso de transformación  -de materia prima a material de construcción- que el acero o el hormigón. Por ejemplo, la energía requerida para producir una viga de madera laminada es una sexta parte de la que se necesita para fabricar una de acero de resistencia comparable.

Una vez construido el edificio, la madera contribuye al ahorro de energía por sus cualidades como aislante térmico. Sus propiedades higroscópicas (la capacidad para regular la humedad relativa y la temperatura del entorno) crea ambientes templados, tanto en los meses cálidos como los fríos. Se considera que una pared de madera aísla 15 veces más que un muro de hormigón.

Estas cualidades hacen que la madera sea un material especialmente indicado para la construcción de casas pasivas, que sigan los criterios del estándar Passivhaus, el más exigente del mundo en eficiencia energética. Para la construcción de este tipo de edificios, cuyo consumo de energía es entre un 75 y un 90% menor, es necesario, entre otros aspectos, aportar un alto nivel de aislamiento en las paredes exteriores y cubiertas, para lo cual la madera es un material idóneo.

Por todo ello, en el Día Mundial de la Eficiencia Energética, desde House Habitat reivindicamos la madera sostenible como material de construcción del siglo XXI.

Related Posts

Leave a Comment